La tirada de runas y el amor

Las runas son figuras que contienen un lenguaje simbólico antiquísimo y tan importante que ha sido capaz de atravesar siglos y siglos para llegar a nuestro conocimiento. Se sabe que las runas han sido utilizadas como oráculo por pueblos sumerios, celtas, vikingos y druidas. A menudo han estado relacionadas con la brujería, pero ciertamente las runas están más cerca de la magia que de la brujería. Las runas están hechas para revelar las cosas ocultas, las cosas que aún no se saben. Esta información puede tener que ver con el futuro de una relación o de una empresa, pero también sobre cosas que desconocemos de nosotros mismos. Es decir, que las runas son también un instrumento de auto – conocimiento.

Existen diferentes tipos de tiradas de runa, el método depende de la experiencia del practicante pero también del caso o del tema sobre el que se va a tratar. Por ejemplo en el caso del amor, se suele hacer una tirada que incluye el número mágico de nueve runas. Cada una de las runas trae inscrita un símbolo distinto para ser interpretado.

La lectura de las runas sobre cuestiones del amor considera nueve criterios importantes para establecer la continuidad de una relación. La primera runa define el momento actual de la relación. La segunda la perspectiva de la pareja. La tercera, la naturaleza de la situación. La cuarta, los deseos de la persona que pregunta.  La quinta los deseos de la pareja. La sexta, los retos a los que se enfrenta la pareja. La séptima, los retos que debe superar la persona que hace la pregunta. La penúltima y última runa muestra cuál es el futuro de la vida de pareja. En conjunto, las nueve runas son una expresión del presente y las posibilidades de la relación en cuestión.

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.