Hechizo para enamorar al otro

El agua es por excelencia el elemento más misterioso y por ende, en el campo de la magia se le asigna la propiedad de la seducción. El agua todo lo penetra y permite trasmutar una energía en otra, limpiando, empujando, ahogando y sobre todo, seduciendo. La imagen que debemos tener al iniciar este hechizo es que estamos creando o somos nosotros mismos un pozo de aguas transparentes, insondables y divinas, cuya belleza es ensoñadora y muy difícil de resistir.

Por lo tanto, todo aquel que conozca este lago, se tentará y no podrá evitar el sumergirse en la profundidad de esas aguas y bañarse con los cristales de la superficie. Esta imagen debemos guardarla poderosamente en nuestro pensamiento y activarla al momento de llevar a cabo el hechizo. Para realizar este hechizo para enamorar al otro necesitamos:

  • Un bol (mediano-grande)
  • Agua
  • Una piedra lo suficientemente grande para permanecer en el fondo del bol
  • Una foto o imagen del individuo que queremos atraer
  • Un hilo grueso de color rojo.

Realización:

Preferiblemente en las horas de la noche, ubicamos el bol en una superficie plana y lo llenamos con el agua. Con nuestras manos realizaremos un movimiento de cruz sobre el bol, de afuera hacia dentro. Tomamos la foto de la persona que queremos enamorar.

Dependiendo del material, estaría bien plastificarla, o forrarla de plástico para que no sufra y la imagen permanezca clara. Sumergimos la foto en el fondo del bol con agua. Tomamos la piedra, previamente amarrada con el hilo rojo y la situamos sobre la fotografía para que esta no salga a la superficie. De esta manera esa persona no podrá salir del agua y caerá inevitablemente en un hechizo de amor duradero y muy fuerte.

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.